Rotary anunció el pasado 15 de agosto cerca de $ 100 millones en subvenciones para apoyar el esfuerzo mundial para poner fin a la poliomielitis, una enfermedad que se previene mediante vacuna que durante décadas paralizó a cientos de miles de niños cada año.

El anuncio se produce cuando Nigeria cumple dos años sin que se haya reportado ningún caso del poliovirus salvaje, luego de cuatro casos reportados en 2016.

“El hecho de que no se hayan detectado nuevos casos del poliovirus salvaje en Nigeria apunta a la mejora de los protocolos de vigilancia y respuesta rápida que Rotary y sus socios de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis han establecido, particularmente en áreas inseguras e inaccesibles”, dijo Michael K. McGovern, presidente del Comité Internacional de Rotary PolioPlus. “Si bien este progreso es prometedor, es hora de redoblar nuestros esfuerzos para que podamos continuar manteniendo el apoyo político y financiero necesario para acabar con la polio para siempre”.

Si bien se han logrado avances significativos contra la enfermedad paralizante, el poliovirus salvaje sigue siendo una amenaza en algunas partes del mundo, con 10 casos en Afganistán y tres casos en Pakistán este año hasta el momento. Mientras un solo niño tenga polio, todos los niños están en riesgo, lo que subraya la necesidad de un financiamiento continuo y un compromiso político para la erradicación.

Para apoyar los esfuerzos de erradicación de la poliomielitis en países donde la poliomielitis sigue siendo endémica, Rotary está asignando la mayoría de los fondos que anunció hoy a Afganistán ($ 22.9 millones), Pakistán ($ 21.7 millones) y Nigeria ($ 16.1 millones).