A pesar de que Haití no se recupera totalmente del catastrófico sismo que destruyó el país en 2010, el huracán Mateo ha dejado cientos de víctimas mortales y miles de damnificados en su paso por la empobrecida isla.

La tormenta de categoría 4 afectó a unas 330.000 personas en Haití, incluidos 6.400 que viven in albergues provisionales. Debido a daños en puentes y redes viales, algunas zonas han quedado aisladas y vulnerables. Lluvias torrenciales han causado inundaciones y desprendimientos de tierra. Con el suministro de agua contaminada, los casos de cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua podrían aumentar considerablemente.

Un equipo de emergencia de ShelterBox, compuesto de voluntarios de Canadá, Inglaterra, Nueva Zelanda y los Estados Unidos, se está movilizando a la capital de Puerto Príncipe para evaluar los daños y determinar la ayuda que necesitan los miles de personas que han quedado sin techo. ShelterBox es una organización caritativa independiente y socio de Rotary en casos de desastres.

ShelterBox cuenta con suministros limitados en Haití y está en negociaciones con la Armada holandesa para transportar ayuda adicional almacenada en depósitos cercanos. ShelterBox también se encuentra en conversaciones con ACTED, organización no gubernamental francesa, con la cual ha colaborado en el pasado.

Con vientos que alcanzaron los 230 km por hora, el huracán Mateo es una de las peores tormentas que ha azotado Haití en más de 50 años.haiti